Protección solar, también en los meses de otoño e invierno

protección solar en otoño e invierno

El otoño ya ha comenzado, y aunque el frío aún se resiste a entrar, la playa ya ha quedado fuera de la agenda de muchos. No de todos, pero de muchos. Eso quiere decir que tenemos que guardar los bañadores, las toallas, las hamacas, las cremas sola… ¡NO! ¡LAS CREMAS SOLARES NO! 

Porque aunque ya no nos tostemos al sol como lagartos, lo cierto es que las estaciones de otoño e invierno, los rayos emitidos por el astro rey no dejan de ser dañinos. Vamos, que el invierno no da tregua a la piel y el fotoenvejecimiento de la misma es una realidad de enero, a enero. 

La explicación de ésto es que si durante los meses de verano, la radiación predominante es la B (los rayos UVB), que es la responsable de quemaduras solares y del cáncer de piel, en invierno, la B se reduce y deja paso a la A (los rayos UVA), que provoca el envejecimiento de la piel.

Pero, como para casi todo en esta vida, ¡ para ésto también hay solución! Y bien sencilla. ¡Usar la protección solar durante todo el año! Protección entre 15 y 30 de octubre a mayo, y de 30 a 50 entre mayo y septiembre. ¡Fácil! ¿no?

Una excepción: si somos aficionados a los deportes de nieve o simplemente nos gusta hacer senderismo en montañas o visitar lugares nevados porque sí, la protección recomendada es de 50 SPF. 

Asimismo, para evitar las rojeces y la sequedad fruto de los cambios de temperatura tan característicos del invierno (estufa a tope en casa, frío pelón en la calle), los dermatólogos recomiendan hidratarse mucho la piel y exfoliarse de vez en cuando. Con una vez por semana debería bastar.

Nosotros en Varisun tenemos una crema perfecta tanto para evitar las rojeces como para proteger del sol durante el invierno, y es nuestra SPF 30, que podéis adquirir aquí mismo. Se trata de una crema solar que, aparte de proteger contra las agresiones del sol, cuida de nuestra circulación.

Así que, ya sabéis, Varisun, ¡también en otoño e invierno!